Reseña: De parte de la princesa muerta, Kenizé Mourad.

De parte de la princesa muerta, Kenizé Mourad.

Hace unos meses comencé a participar en el club de lectura de Quelibroleo.com. Coincidiendo con una de sus lecturas fue cuando nació la idea de El Marcapáginas, por lo que creo que empezar el blog con la reseña de esa obra es una buena idea.

El libro se titula De parte de la princesa muerta y se encuadra dentro de la categoría de novela histórica. La autora del libro, Kenizé Mourad, es una periodista y escritora francesa de origen turco-hindú que nos narra en esta novela la vida de su madre, la princesa turca Selma, nieta del sultán otomano Murad V.

El libro está dividido en cuatro partes coincidentes con diferentes momentos de la vida de Selma y que suelen conllevar un cambio de localización. La primera parte es la infancia de la princesa en su palacio de Turquía donde vivía feliz ajena a los problemas del país; la segunda transcurre en el Líbano a causa del exilio y nos acercamos a la adolescencia y comienzo de la madurez de la protagonista; la tercera parte nos cuenta su vida en la India como esposa del rajá de Badalpur, Amir; y, por último, su estancia en París donde nacerá su hija y ella encontrará su fin.

En cada una de las partes, la autora nos acerca a la cultura, costumbres y contextualización histórica del país en el que se encuentra Selma e intenta mostrar los problemas que le surjen para adaptarse en la sociedad de cada lugar.

Personalmente a mi se me ha hecho una lectura muy larga, creo que pocas veces me ha costado tanto acabar una novela. No es que la historia no sea entretenida pero a mi sólo me consiguió enganchar llegando ya al final del libro, cuando la carga histórica desciende y deja paso más a una trama. Y es que eso es una de las cosas que echo en falta en esta novela, una trama. Sí, nos cuenta la vida de Selma pero al final son solo pinceladas de una vida sin que haya un argumento unificador. Quizás podría verse la incesante necesidad de ser querida como tema principal pero a mi parecer, este se pierde entre tanto dato histórico.

Al final, me he quedado con la sensación de que es una novela pesada y a mi que en otro tiempo me ha interesado mucho el tema de las monarquías orientales y en especial la figura de la mujer en ellas, recomendaría la lectura de otras novelas igualmente históricas como por ejemplo Pasión India de Javier Moro.

Sin embargo, creo que puede interesar a los amantes de este tipo de novela. Siempre y cuando tengan en cuenta que aunque se nos diga que son hechos reales no es verdad del todo ya que si bien nos cuenta la vida de su madre, esta muere al dar a luz a Kenizé y por lo tanto, todo lo que nos cuenta (y como bien confiesa en el epílogo) son hechos que llega a conocer a base de informarse, de su intuición y de su imaginación por lo que tampoco es una historia totalmente verídica.

¡Bienvenidos a El Marcapáginas!

Si me paro a pensar en cuántos libros he leído…no podría decir cantidad exacta pero cientos de ellos. Puedo afirmar que me gusta la lectura desde siempre. Recuerdo que mi madre decía “Nunca pensé que iba a tener que decir a una de mis hijas para de leer” o a mi abuelo diciendo “ Si dedicaras tanto tiempo a estudiar como a leer Harry Potter sacarías todo sobresalientes”, y es que yo era de esas que me quedaba de noche leyendo hasta las tantas de la madrugada pese a tener clase al día siguiente. Si me mandaban apagar la luz yo me las ingeniaba para seguir leyendo, porque cuando un libro te atrapa no puedes parar hasta llegar al final y en ese momento, te da pena no haberlo leído más lento para seguir unida a él. Acabar un libro que me gusta siempre me entristece y me da la sensación de que pierdo una parte de mi pero que a la vez he ganado muchas otras cosas.

Sin embargo, lo que más tristeza me provoca es la sensación que tengo desde hace unos años de que me olvido de los libros que he leído y de si me han gustado. Han pasado tantas historias por delante de mis ojos y me acuerdo de tan pocas…De ese sentimiento nace la idea de un blog como El Marcapáginas, para no olvidarme de ellas nunca más y compartir con todo aquel que le interese mis impresiones sobre esas historias con las que podemos viajar a cualquier parte del mundo, con las que reímos, lloramos, nos enfadamos, nos enamoramos…y por las que puedo decir que mi gran pasión en la vida es la lectura.

¡Bienvenidos a El Marcapáginas!