Reseña: La Biblioteca de los Muertos, Glenn Cooper.

Hoy voy a hablaros de un libro que no sé cómo ni cuándo llegó a mis manos pero que hace unos meses, cuando no sabía que leer, simplemente estaba allí. Esta novela negra de intriga debía llevar mucho tiempo (con eso quiero decir a lo mejor años) esperando en mi e-reader a que por fín tuviera tiempo para ella. Su titulo en castellano es La Biblioteca de los Muertos pero su título original y tal como yo lo tenía es Secret of the Seventh Son, es decir, nada que ver el uno con el otro pero los dos avanzan puntos interesantes de la historia.

Normalmente, para escoger una lectura me baso en varias razones: la principal es el instinto, hay libros que sólo por el título o la portada ya me atraen y otros me aborrecen; también me gusta pasearme por los pasillos de las librerías e ir leyendo de aquí y de allá la contraportada; y otra opción es por el boca a boca, recomendaciones, best-seller, etc. El caso es que en esta ocasión no sabía a lo que me enfrentaba porque, sinceramente, no me acordaba porqué lo había escogido ni de qué trataba. Pues de esa forma me puse a leer y a dejar que me sorprendiera totalmente.

Antes de nada, contaros que La Biblioteca de los Muertos, publicada en 2010 en castellano, es el primer libro de una trilogía (de lo cual me enteré posteriormente) y los títulos que le siguen son El libro de las almas y El fin de los escribas. Ambos aún pendientes de lectura, pero en mi lista de “must”.

La novela, dividida en dos tiempos totalmente diferentes e incluso con un tercero a mediados del s.XX , empieza con una serie de asesinatos ocurridos en New York en los que todos los fallecidos días antes habían recibido una postal con la fecha de su muerte. Será el agente del FBI Will Piper junto a Nancy Lipinski los encargados de resolver el caso. Mediante los saltos en el tiempo el autor nos dirige paralelamente a la Bretaña del siglo VIII donde en un convento Octavus es abandonado. Es un niño peculiar que no habla y no interacciona, lo único que hace es escribir fechas y nombres. A partir de ahí la acción se desencadena y las preguntas y el misterio nos atrapan.

En un principio la historia puede resultar caótica con saltos de un lado a otro y ya no sólo de la actualidad a la Edad Media sino también de un día de asesinato a otro, de cambios de escenarios y de personajes. Esta es para mi la parte más dura de la novela porque yo por lo menos no era capaz de situarme. El momento clave lo alcancé sobre la página 80 (de las 432 que tiene) cuando todo empezó a encajar en mi mente y a tener sentido. Ahí me enganché de lleno. Sin duda es una de esas tramas que te atrapa y no te suelta hasta que llegas a su punto final.

Creo que el autor ha conseguido aunar a la perfección las diferentes líneas argumentales abiertas, lo que empieza siendo con fuerza una novela negra va perdiendo fuerza para convertirse en novela de misterio y llega a un final verosímil metiendo de por medio al mítico Área 51 estadounidense.

El punto débil es sin duda que los personajes ya que caen en muchos tópicos: agente casi retirado del FBI que se da a la bebida, divorciada, al cual sus jefes ya no lo respetan y hace las cosas a su manera; o el típico empollón amigo de la universidad de Will que nunca ha sido capaz de sociabilizarse y era el blanco de las burlas de todos.

El libro está narrado en tercera persona, de forma clara y sin detenerse en largas descripciones que ralenticen la acción. Por lo que se hace muy amena y fácil de leer. Además el autor consigue mantener la intriga dándonos la información poco a poco lo que aún te hace estar más enganchado a la lectura.

Totalmente recomendada para todo tipo de lectores especialmente para los que adoran las novelas de intriga y misterio. Nos os va a decepcionar y sólo querréis leerla de un tirón.

Libros vs Pelis: Orgullo y Prejuicio

Libros vs Pelis: Orgullo y Prejuicio.

Desde el incio del blog siempre he tenido la idea de crear varias secciones y no sólo reseñas así que hoy os presento una nueva: Libros vs Pelis. Sí, libro contra peli ¿Qué elegir? ¿Leo el libro o veo la peli? ¿Es buena la adaptación?…De forma general me imagino que entenderéis que yo soy de las que siempre leo la novela porque en una película creo que es imposible transmitir todo e igual de bien que en el libro. Sin embargo, también soy muy de cine y junto con la lectura es otro tipo de ocio en el que no me duele gastar dinero a lo largo del año.

Habitualmente, he llegado a la película después del libro pero cada vez me sorprende más la cantidad de películas que se hacen basadas en novelas y de lo cual me entero después y, por lo tanto, la lectura es posterior. ¿Qué me gusta más? Pues es complicado porque me gusta leer e ir al cine ya sabiendo lo que va a pasar pero disfrutando aún así, no sólo de la historia sino de como han realizado todo aquello que yo me he imaginado antes. La parte mala de esta opción son las grandes decepciones que te puedes llevar porque la adaptación no te gusta, tu lo harías de otra forma o porque simplemente se han detenido poco tiempo o han eliminado algo que tu consideras fundamental. Si optamos por ir al cine antes que leer el libro puede pasar tres cosas: o que nos deje con ganas de más y nos metamos de lleno en la lectura para apagar esas ansias, o que no nos haya gustado la película y no nos apetezca ni acercarnos al libro o, finalmente, que después de verla, y pese a que nos haya gustado, la historia no nos atraiga mucho y con ir la cine nos conformemos. Lo bueno de esta última posibilidad es que quizás con el tiempo sí que volvamos a la novela porque en ese otro momento sí que nos apetezca leer esa historia.

El caso es que hoy quería empezar esta sección y no creo que haya mejor forma de hacerlo que con Orgullo y Prejuicio que fue mi última reseña. De esta gran novela ha habido varias adaptaciones pero con la que la quiero comparar es con la más conocida, la adaptación de 2005 con Keira Knightley como Elizabeth y Matthew Macfadyen como Darcy y dirigida por Joe Wright.

He visto esta película un millón de veces antes de leer la novela de Austen y siempre me ha encantado. Me gustan los escenarios escogidos, el vestuario, la música…y después de la lectura creo que los actores también han sido un acierto. Keira sabe interpretar el carácter de Elizabeth a la perfección y Matthew hace una buena interpretación de Darcy pero para mi con una pega y es que en el libro no hay tanta frialdad entre ellos. De la caracterización y relación entre los personajes también cabe destacar que el Sr. Bennet en el libro es presentado con un carácter bastante más cínico y con Elizabeth guarda una relación mucho más estrecha.

Algo que me ha sorprendido es la imagen que se nos muestra de la forma de vida de la familia Bennet porque si ves la película puedes llegar a pensar que no están en una buena posición económica-social pero en el libro nunca se nos llega a especificar esto. Sí es verdad que hay personajes más ricos y que la señora y el señor Bennet se preocupan por el futuro económico por el hecho de tener cinco hijas y tener que pagar cinco dotes, pero en la obra no se plasma esa carencia que aparece en la película.

Por supuesto que hay más diferencias de la novela con respecto a la adaptación cinematográfica, como puede ser que Bingley en la obra tiene una hermana más, que Elizabeth tiene otros tíos que viven más cerca y visita a menudo, que la atracción por Wickham parece mayor en la novela, cambios en la forma de representar algunos momentos, partes más detalladas en la novela como la huída de Lydia…pero en mi opinión estas disimilitudes no son importantes y la película es muy fiel a la novela original.

Finalmente me gustaría compartir con vosotros una escena extra de la película que sólo se emitió en EEUU y que en mi opinión le da un plus más, ya que en el libro sí que se nos muestra algo de la vida de los personajes después de la unión de Darcy y Elizabeth.

Por todo lo anterior sólo puedo concluir que me gustan ambas, libro y peli, y creo que tanto la lectura de uno como la visión de la otra es una gran forma de entretenimiento que sirve para acercarse al mundo retratado por Jane Austen en sus novelas.

Reseña: Orgullo y Prejuicio, Jane Austen.

Orgullo y Prejuicio, Jane Austen

He dudado bastante sobre que libro reseñar en esta segunda ocasión porque acababa de leer Orgullo y Prejuicio…pero un clásico siempre impone mucho respeto. Sin embargo soy también de las que piensa que los clásicos, en muchas ocasiones, están sobre valorados y no voy a dejar de opinar sobre ellos.

Por si alguien no conoce la historia os hago una breve sinopsis. Siglo XIX, Inglaterra, una familia con cinco hijas casi todas ellas en edad casamentera y unos nuevos jóvenes, apuestos y de buena posición que llegan al lugar.  La madre se entusiasma con la noticia porque su máximo deseo es casar a sus hijas y entre estas encontramos reacciones de todo tipo aunque sobre todo prima la curiosidad hacia los nuevos vecinos. El amor y el análisis de la sociedad inglesa de esta época son los temas principales.

Antes de leer el libro había visto la película como me imagino que habrá hecho mucha gente. Ya tenía ganas de leerlo, y sólo os puedo decir una cosa: ¡me ha encantado! Y ahora me pregunto cómo he podido estar tanto tiempo sin acercarme a esta maravillosa novela. La forma de escribir de Jane Austen me ha conquistado por completo. Siendo una narración lenta (digamos que con el ritmo propio de la literatura decimonónica) en la que se detiene en darnos detalles, no se me ha hecho para nada pesada sino que me ha transportado de lleno al siglo XIX y a su forma de vida y costumbres. Me gusta como hace una clara pero sutil crítica de la sociedad hipócrita y llena de prejuicios sin dejar de ser elegante y sin duda esta gran contextualización se debe, en gran parte, a los diálogos bien elaborados y realistas.

Otro de sus puntos fuertes sin duda alguna son los personajes. La labor de la autora en su construcción es magnífica. Todos ellos son complejos y tienen su propia personalidad lo que hace que ninguno sobre y todos aporten algún aspecto importante que ayuda a completar la sociedad que intenta mostrarnos con sus defectos y virtudes. La señora Bennet como una madre totalmente dominada por el qué dirán y los prejuicios, un personaje muy intenso y ridículo en casi todas las ocasiones; la hermana mayor, Jane, pasiva y sumisa frente a la que se podría decir que es el personaje más relevante, Elisabeth, una mujer inteligente, sensata y que no se conforma sino que lucha por lo que considera mejor; el señor Darcy, frío y arrogante de cara a los demás pero que finalmente muestra su verdadera personalidad preocupándose por los que le rodean y dejando que sus sentimientos salgan a la luz; y, así, podríamos seguir y seguir diciendo alguna característica de cada uno de ellos.

Con todo esto Jane Austen consigue retratar a la sociedad a la vez que meternos de lleno en una preciosa historia de amor que evoluciona desde fríos sentimientos  de orgullo y prejuicio hasta el cariño más puro y verdadero, todo ello narrado con gran ironía y sentido del humor pero sobre todo con las palabras precisas y sin ser empalagoso.

Pese a ser una historia de lo más normal, en la que tampoco hay nada que nos asombre, la autora con su magnífica forma de escribir ha conseguido engancharme y maravillarme así que pese a que ya os lo habrán dicho en más de una ocasión yo lo reitero: ¡leed Orgullo y prejuicio! merece mucho la pena.

Reseña: De parte de la princesa muerta, Kenizé Mourad.

De parte de la princesa muerta, Kenizé Mourad.

Hace unos meses comencé a participar en el club de lectura de Quelibroleo.com. Coincidiendo con una de sus lecturas fue cuando nació la idea de El Marcapáginas, por lo que creo que empezar el blog con la reseña de esa obra es una buena idea.

El libro se titula De parte de la princesa muerta y se encuadra dentro de la categoría de novela histórica. La autora del libro, Kenizé Mourad, es una periodista y escritora francesa de origen turco-hindú que nos narra en esta novela la vida de su madre, la princesa turca Selma, nieta del sultán otomano Murad V.

El libro está dividido en cuatro partes coincidentes con diferentes momentos de la vida de Selma y que suelen conllevar un cambio de localización. La primera parte es la infancia de la princesa en su palacio de Turquía donde vivía feliz ajena a los problemas del país; la segunda transcurre en el Líbano a causa del exilio y nos acercamos a la adolescencia y comienzo de la madurez de la protagonista; la tercera parte nos cuenta su vida en la India como esposa del rajá de Badalpur, Amir; y, por último, su estancia en París donde nacerá su hija y ella encontrará su fin.

En cada una de las partes, la autora nos acerca a la cultura, costumbres y contextualización histórica del país en el que se encuentra Selma e intenta mostrar los problemas que le surjen para adaptarse en la sociedad de cada lugar.

Personalmente a mi se me ha hecho una lectura muy larga, creo que pocas veces me ha costado tanto acabar una novela. No es que la historia no sea entretenida pero a mi sólo me consiguió enganchar llegando ya al final del libro, cuando la carga histórica desciende y deja paso más a una trama. Y es que eso es una de las cosas que echo en falta en esta novela, una trama. Sí, nos cuenta la vida de Selma pero al final son solo pinceladas de una vida sin que haya un argumento unificador. Quizás podría verse la incesante necesidad de ser querida como tema principal pero a mi parecer, este se pierde entre tanto dato histórico.

Al final, me he quedado con la sensación de que es una novela pesada y a mi que en otro tiempo me ha interesado mucho el tema de las monarquías orientales y en especial la figura de la mujer en ellas, recomendaría la lectura de otras novelas igualmente históricas como por ejemplo Pasión India de Javier Moro.

Sin embargo, creo que puede interesar a los amantes de este tipo de novela. Siempre y cuando tengan en cuenta que aunque se nos diga que son hechos reales no es verdad del todo ya que si bien nos cuenta la vida de su madre, esta muere al dar a luz a Kenizé y por lo tanto, todo lo que nos cuenta (y como bien confiesa en el epílogo) son hechos que llega a conocer a base de informarse, de su intuición y de su imaginación por lo que tampoco es una historia totalmente verídica.

¡Bienvenidos a El Marcapáginas!

Si me paro a pensar en cuántos libros he leído…no podría decir cantidad exacta pero cientos de ellos. Puedo afirmar que me gusta la lectura desde siempre. Recuerdo que mi madre decía “Nunca pensé que iba a tener que decir a una de mis hijas para de leer” o a mi abuelo diciendo “ Si dedicaras tanto tiempo a estudiar como a leer Harry Potter sacarías todo sobresalientes”, y es que yo era de esas que me quedaba de noche leyendo hasta las tantas de la madrugada pese a tener clase al día siguiente. Si me mandaban apagar la luz yo me las ingeniaba para seguir leyendo, porque cuando un libro te atrapa no puedes parar hasta llegar al final y en ese momento, te da pena no haberlo leído más lento para seguir unida a él. Acabar un libro que me gusta siempre me entristece y me da la sensación de que pierdo una parte de mi pero que a la vez he ganado muchas otras cosas.

Sin embargo, lo que más tristeza me provoca es la sensación que tengo desde hace unos años de que me olvido de los libros que he leído y de si me han gustado. Han pasado tantas historias por delante de mis ojos y me acuerdo de tan pocas…De ese sentimiento nace la idea de un blog como El Marcapáginas, para no olvidarme de ellas nunca más y compartir con todo aquel que le interese mis impresiones sobre esas historias con las que podemos viajar a cualquier parte del mundo, con las que reímos, lloramos, nos enfadamos, nos enamoramos…y por las que puedo decir que mi gran pasión en la vida es la lectura.

¡Bienvenidos a El Marcapáginas!