Literatura infantil: Libros de plástico y Adivina cuanto te quiero.

¡Hola!

Mientras espero con ansia a que mañana salga El Regreso del Catón de Matilde Asensi, continuación de El Último Catón y que reseñé hace poquito (podéis leerlo aquí), os dejo con una de las colaboración con Mis Retales  sobre literatura infantil que voy subiendo aquí poco a poco, en este caso fue la que coincidió con el día del libro. La próxima semana saldrá en Mis Retales mis recomendaciones de este mes. ¡Espero que os guste!

Hace unos días ha sido el día del libro y estoy segura de que todos habréis añadido una nueva historia a la estantería de vuestros peques. Yo recuerdo con muchísimo cariño como iba con mi abuelo todos los 23 de Abril a la librería y salíamos cargados de libros. Os recomiendo llevarlo a la práctica con vuestros, hijos, sobrinos, amigos, etc. Es una forma muy bonita de animar a la lectura y se crean rutinas que cada año se esperan con impaciencia. Por si alguno no ha podido ir la semana pasada hoy os paso a recomendar otros dos libros.

De 0 a 3 años, recuerdo que habíamos hablado de tres tipos de libros básicos: cartón, tela y plástico. Pues hoy me toca hablar del último de estos estilos. ¿Por qué considero esencial libro de plástico? Bueno, pues porque creo que la niña o el niño debe tener a su alcance libros en todos los momentos del día y en cualquiera de sus actividades, incluso el baño. Este tipo de ediciones son muy resistentes, blandas, no pesan nada, en ellas predominan las imágenes aunque puede incluir alguna palabra e incluso a veces vienen acompañadas de algún muñeco también de plástico para jugar en la bañera con él. Además, cuando a los más pequeños les empiezan a salir los dientes y muerden todos estos no les producen ningún tipo de daño y si los ensucian se limpian fácilmente sin estropearse.

9788492882670

Al igual que os comentaba con los de tela y cartón, hay de muchas temáticas: colores, animales, el mundo del mar y por supuesto de rutina en el baño. Como también comentaba en el post anterior, me gustan los libros de rutinas y creo que es bueno acercárselos a los niños desde edad temprana así ellos “imitar” y aprender de los propios personajes del libro. A M le regalé uno cuando nació que se titula ¡A la bañera! De la editorial Círculo Imaginarium que precisamente trata el tema del baño con el mismo personaje que el de ir a la cama. Pero vamos que hay muchos títulos como: Pequeño cocodrilo y Pequeño perrito en los que te presentan a estos animales y te traen juguetes con forma de cocodrilo y perrito; o La vaca Paca y más de esta serie de la editorial Timum Mas que tienen forma del animal y además incorporan ventosas para colocarlo en los azulejos…

cuentos-para-leer-en-la-bañera

Para la sección de 3 a 6 años hoy os quiero recomendar un libro muy especial y más teniendo en cuenta que el día de la madre está ahí al lado ya: Adivina cuánto te quiero, editado por Kókinos. Sin duda es un libro maravilloso tanto desde el punto de vista del texto como desde las ilustraciones. Este cuento ya se ha convertido en un clásico asi que lo podréis encontrar en varios formatos: tela, cartón, formato grande, pequeño e incluso venden peluches de sus personajes para contar el cuento sin libro.

adivina-cuanto-te-quiero

Por si alguno no lo conoce os resumo brevemente la historia: una liebre pequeña se va a dormir y le propone a su madre/padre que adivine cuánto le quiere. A partir de ahí se desarrolla un diálogo precioso sobre como decir con palabras cuánto queremos a alguien. Me gusta muchísimo porque creo que incita a expresar las emociones, a mejorar la autoestima y como empieza antes de que la liebre vaya a dormir es una gran opción para leerlo a los niños también en ese momento y les prepara para descansar y tener dulces sueños. Además, me gusta porque es una libro que incita a que la niña o el niños participe en contar el cuento una vez ya se conoce lo que viene después.

Sin duda, es uno de esos libros que marca la infancia, que te invita a soñar y sobre todo a amar.

¡Hasta la próxima!

Reseña: La chica del tren, Paula Hawkins.

¡Buenas!

La reseña de hoy es de un libro que está causando furor desde comienzos del verano, La chica del tren de Paula Hawkins. Una novela de intriga, misterio y policiaca. No sé porqué desde la primera vez que supe de él fui algo reticente pero al final, me lancé a leerla a principios de mes con la lectura conjunta de quélibroleo.com.

La sinopsis de la historia sería la siguiente: Rachel, una mujer divorciada y con un grave problema de alcoholismo, coge todos los días el tren que se dirige a Londres. Sentada en el vagón observa el paisaje y siempre se fija en una casa donde un matrimonio joven vive feliz, o eso se imagina ella mientras intenta adivinar como será su vida. Pero un día todo cambia cuando ve un hecho que le llama la atención y posteriormente, la chica que ella miraba desde el tren es declarada desaparecida. A partir de aquí, como os podéis imaginar, la trama se complica y nos metemos de lleno en descubrir que fue de ella.

9788408141471

Cuando decidí leer el libro ya había visto que tiene muy buenas críticas por lo que pensé “¿A quién no le gusta leer una buena novela de intriga?”…pero tengo que decir que ha sido una gran decepción. No sólo porque realmente no me llegó a enganchar sino que además cada vez que me internaba más en la historia me parecía más predecible. A lo mejor es que tuve un momento de máxima intuición pero me olí el final bastante antes de que llegara.

La historia nos la cuentan tres personajes femeninos y los tres me han parecido bastante planos y muy tipo: la divorciada que no lo acepta y se dá a la bebida, la nueva esposa antes amante y obsesionada con la exmujer, y, finalmente, la recien casada joven que no es tan feliz como debería serlo. Tengo que decir que es precisamente la mujer que desaparece a la que veo más interesante como personaje, sobre todo por todo aquello que quiere esconder y que vas conociendo a lo largo de la novela.

Creo que la autora se equivoca al tardar tanto en meternos en el asunto real del libro ya que desde la página cinco lo intuyes pero se pasa casi otras cien contándonos la vida de Rachel, la cual resulta ser aburrida y en muchas ocasiones repetitiva. Y por si esto fuera poco, una vez que se presenta el suceso da la sensación que el argumento se para y empieza a dar vueltas todo el tiempo sobre lo mismo. Con lo cual a mi se me hizo incluso pesada y lenta. No sé si esta hecho para rellenar más hojas pero vamos que, en mi opinión, un gran error.

Por lo menos cuando llega el final coge ritmo e interés hasta que todo se resuelve. Sin duda una pena porque creo que la historia en sí no es mala pero que la forma de hacérnosla llegar no es la correcta.

En conclusión, me parece una historia de intriga más, que se deja leer para pasar un rato entretenido. Sin duda han apostado fuerte por ella (ya han vendido sus derechos para una película) y han hecho una gran campaña de marketing pero, sintiéndolo mucho, a mi no me ha gustado.

Regreso con la reseña de El Último Catón, Matilde Asensi.

¡Hola de nuevo!

Llevo unos meses desaparecida, lo sé, y eso que no he parado de leer. Se juntó el final de curso de mis alumnos con mis propios exámenes, luego llegaron las vacaciones, empecé a dar clases de recuperación…vamos que hasta ahora no saqué un ratillo y hoy me he dicho a mi misma que esto no podía seguir así. Abrí El Marcapáginas porque leer es mi gran pasión y me encanta compartir con vosotros lo que pienso sobre las diferentes obras que pasan por mis manos y, sin embargo, me dejé llevar por el día a día sin guardarme unos minutos para compartirlo. Por lo que vamos a empezar a pornerle remedio a esto, fijar horarios, planificar las entradas al blog…tengo tantos libros de los que hablaros, pelis y novelas que comparar y libros infantiles que recomendaros que no sé ni por donde empezar. Bueno, si que sé por donde empezar así que ¡allá vamos!

Por ahora os he hablado de libros que iban cayendo en mis manos así por casualidad, es decir, hasta este momento no me he parado a comentaros nada sobre mis autores favoritos o libros que me hayan marcado ni nada por el estilo. Simplemente me dedicaba a hacer críticas de novelas que iba leyendo. Pero para hoy tengo preparado algo especial porque quería volver por todo lo alto y eso se merece un libro que yo considere de categoría. Hace casi dos meses, una de mis escritoras favoritas (sino la más) daba la noticia de que iba a publicar en octubre la continuación de la primera obra que leí de esta autora y una de las que más me gusta. Esta novela es El Último Catón y su autora Matilde Asensi.

ultimo catón

Este libro sigue la tónica de las obras más exitosas de Matilde Asensi, novelas no demasiado extensas, dinámicas y amenas que enganchan al lector prácticamente desde la primera línea. Sin grandes extravagancias sintácticas o semánticas, con su personal estilo sencillo es capaz de atrapar a casi cualquier amante de la lectura, nos presenta una obra de misterio, aventuras y emoción en un ambiente espiritual que comparten tres personajes bien distintos.

La historia nos es contada desde la perspectiva de la doctora Ottavia Salina, una monja que trabaja en el Atchivo Secreto del Vaticano. Su vida da un giro de ciento ochenta grados cuando los altos cargos de la Iglesia solicitan su opinión acerca de unas escarificaciones (una colección de siete cruces)grabadas en la piel de un etíope muerto. Ottavia no es capaz de limitarse a analizar los misteriosos símbolos, y se ve empujada por la curiosidad a indagar en el fondo del misterio. La protagonista se une así al grupo constituído por el capitan de la guardia Suiza, Kaspar Glauser-Röist, y al arqueólogo Farag Boswell, y juntos emprenden una ardua investigación acerca del asunto. El etíope objeto de su estudio era miembro de una organización secreta y milenaria conocida como staurofílakes que se dedicaba a robar las reliquias religiosas de la Vera Cruz. Para poder desvelar el misterio y llegar hasta ellos tendrán que seguir el proceso de ingreso en la misma organización a través de siete pruebas, situadas en siete ciudades que representan cada uno de los pecados capitales.

En mi opinión una de los aspectos más positivos de esta novela es que para realizar este proceso de llegar hasta los staurofilakes, la autora se sirve de la ayuda de La Divina Comedia, concretamente, el tomo dedicado al “purgatorio” de la obra de Dante Alighieri. La combinación de la gran obra italiana con la trama de El Último Catón me parece una genialidad y cada uno de las siete cornisas del purgatorio de Dante, ahora es una alegoría de cada una de las pruebas iniciáticas. Creo que es una magnífica forma de acercar un clásico de la literatura universal a la actualidad que incluso te deja con esas ganas de ponerte a leer el libro italiano. Asimismo, este recurso dota al relato de ese aura de “realismo” que tanto éxito ha supuesto a obras como El Código Da Vinci, que utilizaba obras como “La última cena” para hilvanar un argumento verosímil.

el viaje del ultimo caton

Sin embargo, y como es normal, siempre hay pequeños detalles que creo podrían mejorarse. Considero que uno de estos aspectos es que desde que se intuye el argumento es fácil adivinar cómo se va a desarrollar la novela hasta los capítulos finales. Aunque puede sorprender al lector los hechos en sí que nos cuenta Matilde Asensi, es previsible la trama en general desde el momento en que sabemos que van a realizar las diferentes pruebas.

Por otra parte, el cambio que sufre la vida de Ottavia desde el inicio hasta el final de la obra me parece bastante brusco y precipitado. Y más teniendo en cuenta que entre que la historia da comienzo, hasta que termina, pasan apenas un par de semanas (salvando el epílogo final).

En cualquier caso la novela goza de la virtud de entretener durante toda su lectura, y en ocasiones obtiene un interés vibrante, que gracias a su ritmo rápido y su alto contenido histórico y cultural, atrapa al lector entre sus páginas y le obliga a recorrer, junto con sus protagonistas, las siete repisas del “Purgatorio”.

Definitivamente, se trata de una lectura muy recomendable, adecuada para aquellos que sean capaces de leerla sin complejos buscando el entretenimiento. Yo personalmente ya espero con impaciencia que llegue el 1 de octubre para tener El Regreso del Catón entre mis manos.