Reseña: La chica del tren, Paula Hawkins.

¡Buenas!

La reseña de hoy es de un libro que está causando furor desde comienzos del verano, La chica del tren de Paula Hawkins. Una novela de intriga, misterio y policiaca. No sé porqué desde la primera vez que supe de él fui algo reticente pero al final, me lancé a leerla a principios de mes con la lectura conjunta de quélibroleo.com.

La sinopsis de la historia sería la siguiente: Rachel, una mujer divorciada y con un grave problema de alcoholismo, coge todos los días el tren que se dirige a Londres. Sentada en el vagón observa el paisaje y siempre se fija en una casa donde un matrimonio joven vive feliz, o eso se imagina ella mientras intenta adivinar como será su vida. Pero un día todo cambia cuando ve un hecho que le llama la atención y posteriormente, la chica que ella miraba desde el tren es declarada desaparecida. A partir de aquí, como os podéis imaginar, la trama se complica y nos metemos de lleno en descubrir que fue de ella.

9788408141471

Cuando decidí leer el libro ya había visto que tiene muy buenas críticas por lo que pensé “¿A quién no le gusta leer una buena novela de intriga?”…pero tengo que decir que ha sido una gran decepción. No sólo porque realmente no me llegó a enganchar sino que además cada vez que me internaba más en la historia me parecía más predecible. A lo mejor es que tuve un momento de máxima intuición pero me olí el final bastante antes de que llegara.

La historia nos la cuentan tres personajes femeninos y los tres me han parecido bastante planos y muy tipo: la divorciada que no lo acepta y se dá a la bebida, la nueva esposa antes amante y obsesionada con la exmujer, y, finalmente, la recien casada joven que no es tan feliz como debería serlo. Tengo que decir que es precisamente la mujer que desaparece a la que veo más interesante como personaje, sobre todo por todo aquello que quiere esconder y que vas conociendo a lo largo de la novela.

Creo que la autora se equivoca al tardar tanto en meternos en el asunto real del libro ya que desde la página cinco lo intuyes pero se pasa casi otras cien contándonos la vida de Rachel, la cual resulta ser aburrida y en muchas ocasiones repetitiva. Y por si esto fuera poco, una vez que se presenta el suceso da la sensación que el argumento se para y empieza a dar vueltas todo el tiempo sobre lo mismo. Con lo cual a mi se me hizo incluso pesada y lenta. No sé si esta hecho para rellenar más hojas pero vamos que, en mi opinión, un gran error.

Por lo menos cuando llega el final coge ritmo e interés hasta que todo se resuelve. Sin duda una pena porque creo que la historia en sí no es mala pero que la forma de hacérnosla llegar no es la correcta.

En conclusión, me parece una historia de intriga más, que se deja leer para pasar un rato entretenido. Sin duda han apostado fuerte por ella (ya han vendido sus derechos para una película) y han hecho una gran campaña de marketing pero, sintiéndolo mucho, a mi no me ha gustado.

¡Bienvenidos a El Marcapáginas!

Si me paro a pensar en cuántos libros he leído…no podría decir cantidad exacta pero cientos de ellos. Puedo afirmar que me gusta la lectura desde siempre. Recuerdo que mi madre decía “Nunca pensé que iba a tener que decir a una de mis hijas para de leer” o a mi abuelo diciendo “ Si dedicaras tanto tiempo a estudiar como a leer Harry Potter sacarías todo sobresalientes”, y es que yo era de esas que me quedaba de noche leyendo hasta las tantas de la madrugada pese a tener clase al día siguiente. Si me mandaban apagar la luz yo me las ingeniaba para seguir leyendo, porque cuando un libro te atrapa no puedes parar hasta llegar al final y en ese momento, te da pena no haberlo leído más lento para seguir unida a él. Acabar un libro que me gusta siempre me entristece y me da la sensación de que pierdo una parte de mi pero que a la vez he ganado muchas otras cosas.

Sin embargo, lo que más tristeza me provoca es la sensación que tengo desde hace unos años de que me olvido de los libros que he leído y de si me han gustado. Han pasado tantas historias por delante de mis ojos y me acuerdo de tan pocas…De ese sentimiento nace la idea de un blog como El Marcapáginas, para no olvidarme de ellas nunca más y compartir con todo aquel que le interese mis impresiones sobre esas historias con las que podemos viajar a cualquier parte del mundo, con las que reímos, lloramos, nos enfadamos, nos enamoramos…y por las que puedo decir que mi gran pasión en la vida es la lectura.

¡Bienvenidos a El Marcapáginas!